buen trato… ó mal trato…

De vez en cuando, me gusta llevar a nuestro pequeño a esas “áreas de niños” que hay en algunos centros comerciales, hoy fue uno de esos días. Y al ver a tantos pequeños jugando, cada quien en su tren, y los papás sentados vigilándolos, me puse a meditar en lo que hoy se convertirá en nuestro siguiente tema…

¿Influye como trato a mi hijo en su comportamiento con la sociedad?

Por supuesto que no voy a hacer una tesis de este tema, ni un estudio detallado, pues este espacio no se trata de eso, mucho menos criticar las habilidades parentales de otros, simplemente una pequeña reflexión.

Como les decía, hoy tuve oportunidad de llevar a mi pequeño a estas áreas de juegos para bebés, y al verlos convivir, se me vinieron estas ideas a la mente, y es que, ¿que tanto estamos influyendo (bien o mal) en la actitud que tienen nuestros hijos para con los demás?.

Creo que, por lo que hemos ido aprendiendo en este camino, es que, entre más paciente, amoroso, atento, etc, seas con tu pequeño, mejor respuesta obtendrás de él en cuanto a obediencia y comportamiento, pero entre más agresivo sea tu trato hacia tus pequeños, peor respuesta obtendrás de ellos, como dicen en mi pueblo… “todo lo que el hombre siembre, eso cosechará”.

Y eso lo podemos ver reflejado en el trato de nuestros hijos hacia mayores y menores, es decir, un niño a quien tratan de manera atenta, amorosa y respetuosa, cuando se encuentra con otros niños, no se comporta violento ni agresivo, sin embargo, un pequeño que no recibe la atención y el amor que “necesita” y sus papás lo tratan agresivamente o fríamente, es un niño que va a replicar ese trato que está recibiendo para con los demás, y creo que, muchas situaciones futuras se pueden evitar simplemente con el hecho de amar y respetar a nuestros pequeños y enseñarles a hacer lo mismo con otros.

Cada vez somos más familias dispuestas a tomar las riendas del cuidado de nuestros hijos y adoptar la responsabilidad que nos corresponde en vez de querer que otros lo hagan por nosotros.

Cada vez somos más mamás apoyadas por sus esposos dispuestas a quedarnos en casa y amar a nuestros hijos y dedicarles lo mejor de nosotras.

Cada vez somos más diciendo ¡SI a la crianza con apego!.

Amo ser mamá en casa!!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: